Ahora que parece que la pesadilla en la que nos hemos visto envueltos durante el último año y medio a causa de la pandemia llega a su fin (restricciones sanitarias y confinamiento domiciliario anterior mediante…), las ganas de volver a salir con los nuestros se notan más que nunca. Y, por suerte, los nuevos fines de semana tienen en la capital un nuevo anfitrión de visita obligatoria: hablamos del Hard Rock Hotel Madrid, el complejo que llegó a la ciudad el pasado mes de julio y que hoy ya es todo un referente entre los gastrónomos de pico fino.

Las dos nuevas experiencias culinarias que el alojamiento tiene preparadas para este otoño, ideadas ambas por el chef Juan Hely Pérez Moreno, están diseñadas tanto para los allí alojados como para aquellos que estén de paso. Por un lado está Guitar for Two, el original (se sirve en la funda de una guitarra) brunch de los domingos, que incluye todo lo imprescindible para comenzar el día con energía; y, por otro, Green Room, un espacio privado que ofrece un plan gastronómico exclusivo compuesto por (¡ojo!) nueve platos.

Guitar for Two, así es el brunch de moda de Madrid

Sessions, el estandarte culinario del hotel, es una oda al músico que todos llevamos dentro. Tiene interiores inspirados en la guitarra española (la decoración ha sido cosa del galardonado Grupo Rockwell) y listas de reproducción que han sido creadas en colaboración con compositores, un historiador de música y un músico. Y su maravilloso brunch no podía ser menos, claro: se presenta en una guitarra repleta de bollería, panes, jamón ibérico, queso manchego, frutas, mermeladas caseras… y se disfruta junto a bebidas calientes y zumo de naranja.

En cuanto al plato principal, se puede escoger entre diferentes opciones inspiradas en las raíces venezolanas y la influencia española del chef: tequeños, bagels, arepitas, huevos benedictinos (también revueltos, pochados o fritos) o un poke bowl. Para redondear la experiencia, un Bloody Mary, un Margarita picante o una Mimosa. Ah, y se puede tomar tanto en el interior del restaurante como en su maravillosa terraza, con la música de una banda en directo de fondo. De lujo, vaya.

Green Room, una nueva y exclusiva propuesta gastro

Y como siempre hay que estar a todo, Hard Rock Madrid completa su oferta con Green Room, una experiencia muy exclusiva que tiene lugar durante las cenas de los viernes y los sábados. ¿De qué se trata? De un menú gastronómico compuesto por nueve platos que se celebra en un espacio privado dentro del hotel. El ritual comienza en el vestíbulo con un Hibiscus Royal, el cóctel de bienvenida, y continúa en un comedor íntimo, decorado con elegante mobiliario verde (haciendo así honor a su nombre), iluminación suave y detalles florales, diseñado, como decíamos líneas arriba, por Rockwell Studio.

Aquí el chef hace que los comensales «viajen» por los sabores de toda la vida. Y el menú se presenta en tres actos: El Bosque, Madrid y El Mar. Cada uno de ellos está maridado con distintos vinos y cócteles. Ah, y la banda sonora está también pensada al mínimo detalle, con letras que van desde Ed Sheeran hasta los de Earth, Wind and Fire, pasando por Bon Iver y Sting. ¿Los platos más destacados? Crème brule salada con gelificación de tomate y cebolla, brotes de cilantro, flor de ajo, maíz crujiente y perico o la dorada con corteza de pan, espárragos, aderezada con con humo de mantequilla. La propuesta, que tiene una duración de dos horas, irá cambiando al ritmo de la temporada.

Deja un comentario