No hay nada como despertarse con el olor de un buen café recién hecho. Para cafeteros de pro, cocinillas, expertos catadores y para los que simplemente necesitáis una taza para empezar el día: estos son los 6 trucos que tenéis que saber para conseguir el café perfecto.

Conviértete en un auténtico barista y aprovecha al máximo tu cafetera espresso para afrontar el teletrabajo con energía. Sage Appliances, líder en electrodomésticos inteligentes, recopila las opiniones de sus expertos para hacer el café perfecto en casa. Según Europa Press, estos son los seis trucos que no te puedes perder.

  1. La cafetera: para todos los gustos y exigencias. Es básico que tu cafetera se adapte a ti y a tu experiencia como barista casero. Demasiado complicadas o con modalidades que no sepamos utilizar pueden arruinar cualquier taza de café. Es importante que cuenten con la dosis, presión, temperatura y potencia de vapor adecuadas.
  2. El grano: la materia prima es uno de los factores clave de cualquier receta, hasta para el café. Dos variedades de grano muy populares son: Arábica, más suave y aromático, y Robusta, algo más amargo e intenso. Si quieres subir el nivel o personalizar tu mezcla puedes acudir a alguna tienda especializada y encontrar tu variedad ideal.
  3. El filtro: empieza la faena. Lo primero es limpiar el porta filtro de polvo y residuos que puedan afectar a la elaboración. Lo mejor es hacerlo primero sin café, solo con el agua extraída de la máquina, para limpiarlo a fondo y tener la espresso a la temperatura idónea. En caso de que el porta filtro no pueda quitarse puedes verter agua caliente en el depósito para calentar la cafetera.
  4. Sin grumitos: sea una máquina automática o manual hay que asegurarse de que la dosis de café está bien compacta y equilibrada. Al golpear suavemente el porta filtros contra una superficie plana apelmazarás más la mezcla y evitarás que se formen grumos, aire y suciedad.
  5. Tiempo: para convertir un gramo de café en dos gramos de rico café espresso calentito necesitamos entre 25 y 35 segundos. Normalmente, la cafetera lo hará de forma automática pero si no: ¡estáte atento al cronómetro!
  6. Latte: un café con leche con una espuma digna de dejarnos bigote. Para texturizar la leche y que quede con una apariencia aterciopelada los expertos recomiendan inclinar ligeramente la jarra al echarla. Además, para el café latte perfecto necesitarás una jarra limpia de metal y leche entera fría.

Quizá con estos seis trucos para el café perfecto no te hagas un maestro del latte art o un barista profesional pero le sacarás el máximo partido a tu cafetera y tus cafés serán la envidia de familiares y amigos.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta