café

El café es el rey de los desayunos. Algunos lo odian y otros lo aman. Este da la energía necesaria para afrontar los retos del día a día y su aroma deja una sensación muy placentera. Además de buscar el mejor café del mundo, esta es la mejor ciudad para tomar un buen café.

Existen muchos tipos de cafés en el mundo, pero hay uno que sobresale por encima de todos. Kopi Luwak es la firma que debe su nombre a un animal que se alimenta del fruto del café. El sabor de este café es único, debido, sobre todo, a su peculiar procesado, aunque también depende de la calidad del tipo de grano de café y el proceso de tueste.

Normalmente, hay mucha escasez en el producto, apenas 500 kilogramos al año, ya que el modo de producción es muy peculiar. El grano se le da a los animales silvestres y estos los digieren. Precisamente este proceso es el que aporta al café ese sabor tan característico, pues su paso por el sistema digestivo del animal le da un tueste y un tono que marcan la diferencia.

No obstante, países como Vietnan, Indonesia, Filipinas o China han visto un lucrativo negocio en esta forma de producción animal y han experimentado con este modelo de negocio gourmet. Se han creado granjas dedicadas a su producción para incrementar la cantidad disponible y, así, poder vender una mayor cantidad. Su precio está a la altura solo de unos pocos bolsillos, ya que una taza de café puede costar 90 euros en Europa y en América.

El café de civeta se ha consagrado como el café más caro del mundo en las mentes de los consumidores y eso lo convierte en objeto de deseo que no siempre se puede alcanzar, además de en un sinónimo de status.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta