Tranquilo que, si todavía no has visto el capítulo final de ‘The White Lotus’, aquí no te vamos a hacer ningún spoiler. Al contrario, te vamos a dar razones foodies para que quieras visitar Taormina, ciudad siciliana donde transcurre la serie. Y es que esta segunda temporada nos ha dejado un poco mal sabor de boca, y no por la historia, los enigmáticos personajes o las increíbles localizaciones donde se desarrollan estos 7 capítulos.

Sino porque, a pesar de encontrarse en una región con una de las mejores gastronomías del mundo -y sobre todo tratándose de personajes con mucho poder adquisitivo-, en ningún momento se muestra un ápice de todo el potencial culinario que hay en la ciudad. Por eso, hemos buscado 5 sitios para comer de lujo en Taormina y uno de ellos está ubicado en el propio hotel donde se rodó la serie. Toma nota, por si acaso ya estás planificando tus próximas vacaciones.

Principe Cerami

Paradójicamente se encuentra ubicado en la localización principal de la serie, dentro del Four Seasons que hay en Palacio San Domenico, un antiguo convento dominico reconvertido en hotel en 1896 gracias al príncipe Cerami, de ahí el nombre. El restaurante, con una estrella Michelin y a cargo del chef Massimo Mantarr, ofrece una cocina típicamente siciliana con un toque innovador, productos de primera calidad, una muy cuidada elaboración con sabores marcados. El ticket por comensal rondaría los 100-150 euros.

St. George by Heinz Beck

Este restaurante tiene un elegante comedor con aire británico, además de una terraza para comer en verano con vistas al frondoso jardín con una piscina infinita y vistas al estrecho de Messina y las costas de Sicilia y Calabria. Ofrece una cocina creativa y actual de la mano de Salvatore Juliano, joven y talentoso chef que está al mando desde este pasado verano. El restaurante cuenta con 2 estrellas Michelin y su precio por persona varía de 145 a 170€.

La Capinera

Este restaurante también ha sido galardonado con una estrella Michelin gracias al buen hacer de su propietario y chef Pietro D’Agostino. Él mismo afirma que su cocina «refleja mi región y está llena de sol, es fresca, está influenciada por la tradición y al mismo tiempo es moderna». Su cocina es innovadora pero manteniendo sus raíces. Trabaja con pescado fresco, verduras de cultivo local, varios tipos de aceite de oliva local y caviar de caracol; todo con un enfoque Slow Food y una gran carta de vinos. El plus: la hermosa terraza con vistas al mar Jónico. El precio es entre 85 y 105€ por comensal.

Otto Geleng

El ambiente elegante de este restaurante es típico de Taormina y de las antiguas villas de Sicilia. Sólo dispone de ocho mesas dispuestas en una terraza adornada con buganvillas y con vistas a Taormina, la bahía de Naxos y el Etna. En este contexto, el chef Roberto Toro crea platos típicos sicilianos reinterpretados con su toque personal, en los que priman una visión moderna de la tradición e ingredientes locales de primera calidad, que le han otorgado una estrella Michelin. Más de 400 vinos diferentes acompañan este viaje gastronómico, con una selección de etiquetas regionales, italianas y francesas. El ticket aproximado iría de 130 a 160€ por comensal.

Osteria Da Rita dal 1991

Terminamos con un restaurante más clásico y terrenal -que no cuenta con estrella Michelin-, pero es uno de los mejores valorados de la zona por su pasta con almejas, plato que ansía probar el personaje de Tanya durante uno de los capítulos de la serie. El local ofrece cocina casera y un ambiente único. Y todo por un precio más que recomendable.

Si después de leer este artículo te apetece comida italiana pero, desafortunadamente, no puedes visitar Taormina, te recomendamos 8 restaurantes donde comer pasta como si estuvieras en Italia.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta