Tenemos chef del mar, el prestigioso y estrellado Ángel León, así que sólo nos faltaba un vino de las mismas características que su comida para armonizar su cocina tan marina.

Bodegas Lustau y el restaurante Aponiente, propiedad de Ángel León, se han unido para crear Yodo, un vino fino con unas características exclusivas que conjugan a la perfección con la cocina del chef, siempre con base de pescado y sabor a alta mar.

Este nuevo vino de Jerez nace a la fusión de la experiencia, pasión y conocimiento de Manuel Lozano, enólogo de Lustau y Juan Ruiz, sumiller de Aponiente, por la calidad en la copa.

Con la premisa de encontrar un vino apto para la cocina del chef Ángel León, ambos dieron con Yodo, un vino marino que permite potenciar el sabor de la cocina de Aponiente, resaltando las notas exclusivas de cada bocado con un trago limpio, cuidado y refrescante para exprimir todo el sabor del Puerto de Santa María.

Este vino dorado sólo podrá disfrutarse en una edición limitada de mil botellas que se sirven exclusivamente en el restaurante Aponiente.