¿Piensas que pese a que son insanos su refrescante color y sabor los hace totalmente irresistibles? No te agobies, es posible hacerlos de manera natural y muy artesana. Aprende a hacer flashes en casa. Buenos, bonitos y baratos.

Necesitarás…
15 minutos y un congelador
200 gramos de la fruta que elijas (también puedes hacer mezclas sorprendentes como naranja + fresa + plátano)
200 gramos de sirope (de la fruta que hayas elegido o de la fruta principal)
Zumo de medio limón
Un poco de agua (lo justo para rellenar el molde de plástico)
Azúcar al gusto (sin pasarse, por favor, unas pinceladas)

Para…
10 fáciles y ricos polos

¿Y cómo lo hacemos…?
Es tan fácil que hasta nos duele explicarlo. Todo junto bien triturado y mezclado hasta el momento en el que se crea una pasta homogénea que o bien puedes colar para quitar algunos tropezones (a nosotros nos encantan), o bien puedes poner directamente a enfriar o bien puedes poner a cocer un par de minutos para que se haga más homogéneo. Pero vamos, que lo más natural es dejarlo triturado al natural y disfrutar de él a través de este plástico.