Existen cientos de restaurantes en Madrid que enamoran; otros que ni volverías a pisarlos y otros que recomendarías a tus amigos hasta la saciedad. Entre ellos se encuentra Warehouse. Uno de los espacios abiertos originariamente en la famosa Hacienda Zorita Wine Hotel & Spa y que aterrizó en Madrid hace unos meses con algunos de sus productos estrella como su queso curado, galardonado como ‘El mejor queso curado reserva del mundo 2015-2016 por World Cheese Awards’ así como sus vinos.

Ubicado en un palacete de época, el restaurante es ya un lugar único en la ciudad que no deja indiferente a nadie que contemplar su viñedo urbano –es el único que existe en la ciudad- así como su jardín privado.

Su propuesta gastronómica, corre a cargo del chef Juan Martínez-Alonso y se centra en el concepto del farm-to-table. Una idea cocinada en los fogones del hotel, hace ya 10 años, que consiste en llevar los productos que han crecido en la tierra y han sido creados allí para llevarlos al restaurante de Madrid, promoviendo al mismo tiempo el natural farming y el Slow Food. La carta solo consta de tres entrantes – Quesos de leche cruda de oveja (para dos personas); Ensalada templada con nuestra torta de la Dehesa frita a la almendra y Rústica Toscana-, tres platos principales- Risotto de temporada encajado en nuestro queso curado; Lubina asada y Pica Pau del Douro– y tres postres –Tarta de queso son miel de encina, Crumble de Ruibarbo y Torrijas al estilo Warehouse-, pero es perfecta para aquellos que deseen saborear auténtica tradicionalidad.