Si alguna vez has pensado que la recomendación de tomar una copita de vino en las comidas era una farsa leyenda inventada para acallar conciencias, es hora de que sepas que estabas equivocado. No sólo es cierto y bueno para el corazón, el vino tinto también lo es para el cerebro y para combatir una de las enfermedades más detractoras de la mente: el Alzheimer.

¿Es el vino tinto bueno para el cerebro?

Un nuevo estudio del Centro Médico de la Universidad de Georgetown, Estados Unidos, presentado en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer 2016, concluye con la valía del vino tinto para sanar el cerebro.

¿Es el vino tinto bueno para el cerebro?

La razón se debe al resveratrol, un compuesto natural, presente en el vino tinto y encargado de restaurar la integridad de la barrera hematoencefálica, la cual disminuye la capacidad de las moléculas inmunes dañinas.

¿Es el vino tinto bueno para el cerebro?

El experimento que pudo demostrar esta afirmación constó de 38 personas: a 19 de ellas se le administró placebo y las otras 19 un tratamiento con resveratrol.

¿Es el vino tinto bueno para el cerebro?

Tras 12 meses, los pacientes tratados con este compuesto natural experimentaron una reducción del 50% de las moléculas que dañan el cerebro.

¿Es el vino tinto bueno para el cerebro?

Con este descubrimiento los científicos se acercan un poco más a la posible cura del Alzheimer y nos sugieren una buena forma de evitar su aparición: bebiendo vino tinto.