Hay nombres de vinos que son de por sí una declaración de intenciones, y el de Heraclio Alfaro 2016 es uno de ellos, que homenajea al famoso aviador vasco de principios del siglo XX, uno de los pioneros de la aeronáutica. Es obra del Grupo Terras Gauda y ya desde su etiqueta, de líneas clásicas e imagen rotunda, refleja el apego al corazón de la Rioja Oriental, donde se halla la finca El Estarijo. Allí nacen las Tempranillo, Graciano, Garnacha y Mazuelo que conforman este tinto sorprendente, evocador, singular, rico en matices, ligado al terruño e inspirado en siglos de sabiduría colectiva. Su crianza de 12 meses en barrica le confiere complejidad y una moderada presencia de madera.

Esta añada de 2016 presenta un intenso color y notas de fruta negra bien madura, confitura de frutas rojas y especias. Lo que le proporciona una capacidad de maridaje muy amplia, que hace que vaya bien con guisos o cazuelas tradicionales, pero también con productos de la huerta, carnes (chuletas de cordero, caza o chacinas), pescados al horno y, cómo no, un buen bacalao a la riojana.