Vale, estamos de acuerdo en que lo suyo sería coger un avión y plantarse en Champagne, pero si el tiempo y/o el dinero no te lo permiten, Perrier-Jouët ofrece ahora una alternativa más que interesante con la apertura de una completa visita virtual a sus bodegas. La verdad es que tanto las imágenes como la información adicional y la facilidad de uso son extraordinarias, destacando además de las diferentes cuvées la posibilidad de conocer detalles históricos o recorrer la instalación de arte moderno Lost Time/Temps Perdu, obra del estudio Glithero. Por si fuera poco, durante los próximos meses la visita se ampliará a la Maison Belle Époque y su colección de mobiliario y piezas Art Nouveau.