La (mítica) piscina de hotel Le Provençal de Hyèress fotografiada por Massimo Vitali ilustra esta bolsa de Vilebrequin. Y tiene traje de baño a juego. Lo quieres, claro.

Todo lo que toca Vilebrequin huele a Costa Azul, a paseos en velero y a dolce far niente. Normal, ya que la firma, célebre por su moda náutica y de baño, nació en Saint Tropez. Muy cerca, en Hyères, está la piscina inmortalizada por el gran fotógrafo Massimo Vitali para su nueva colaboración con ellos. ¿El resultado? Un estampado tan alucinante, tan azul y tan cargado de verano que a ver si eres capaz de ponerte otra cosa. Un secreto: si te quedas a pie de asfalto tiene efecto refrescante.