La escasez de alimentos y medicinas en Venezuela sigue incrementándose con el paso de los días. Y ahora, la compañía mexicana Coca-Cola FEMSA, con centrales embotelladoras distribuidas en 8 países latinoamericanos entre los que destacan México, Argentina o Brasil, anuncia la suspensión de la producción de refrescos en Venezuela por falta de azúcar en el país.

Un cese que, aparentemente, sería temporal ya que la compañía estaría buscando una alternativa junto a proveedores y autoridades del país para suplir la falta de esta materia prima utilizada en un 90% del total la producción. Eso sí, la suspensión no afectaría al resto de bebidas sin azúcar como es el caso de Coca-Cola Zero, Coca-Cola Light o agua.

Mientras esto ocurre, la empresa ha anunciado a través de un comunicado que “con el ánimo de preservar las fuentes de empleo, el Sistema Coca-Cola ha ofrecido a sus trabajadores una “compensación solidaria”, superior a los términos de ley, con lo cual reitera el compromiso que la compañía mantiene a largo plazo con Venezuela”.