Nos gusta beber vino, incluso nos gusta conocer cosas nuevas del mundo vitivinícola. Pero poco sabemos, porque el elitismo que hay alrededor puede asustarnos. Poco a poco vamos leyendo y aprendemos que para disfrutar de un vino, no hace falta saber tanto. Por ello, una de las cosas que te animamos a conocer son algunas de las variedades más extendidas e importantes que tenemos en España.

Blancas:

– Verdejo

Es una de las uvas más extendidas en España. Es la variedad principal de la Denominación de Origen de Rueda. Nace sobretodo en las zonas de Valladolid, Segovia y Ávila. Con ella se elaboran vinos aromáticos afrutados y un punto anisados. Son frescos, ácidos pero suaves y de gran cuerpo.

– Albariño

Se elaboran con ella magníficos monovarietales. Se hacen vinos con una graduación alcohólica elevada y con acidez notable. Gran potencial aromático afrutado con matices florales. La región de origen es Galicia.

– Albillo

Esta variedad se caracteriza por producirse en racimos pequeños y poco compactos. Con ella se elaboran vinos dulces y donde está más extendida es en la zona de Madrid. Aunque también está autorizada en Cigales, El Hierro, La Palma…

– Godello

Se trata de una uva con un gran potencial aromático. Autóctona de Galicia, concretamente en Orense. Pero en la zona de El Bierzo también de cultiva. Se caracteriza por producir vinos con gran acidez y un punto agridulce muy cómodo en boca y muy perfumados en nariz. También recibe el nombre de Ojos de Gallo y Verdeo, entre otros.

– Macabeo

Es igual de conocida por el nombre de Viura. Es muy resistente a las heladas y produce racimos de tamaños grandes. Muy común en La Rioja para elaborar vinos espumosos de Rueda, ya que es la uva principal para elaborar cavas.

– Palomino Fino

Es una uva muy usada en la zona de Jerez, en la provincia de Cádiz y con ella se elaboran los vinos finos, olorosos, amontillados y la famosa Manzanilla de Sanlúcar. Muy productiva y resistente a las plagas y también a las sequías y con un gran contenido en azúcar. Produce vinos muy aromáticos.

Tintas:

– Tempranillo

Recibe multitud de nombres depende de la zona en la que se cultive. Cencibel, Ull de Llebre, Tinta del País o Tinta de Toro. Y se considera autóctona de la Rioja. Su nombre es el diminutivo de temprano, que hace referencia al hecho de que madure varias semanas antes de la mayor parte de las uvas. Se suele hacer coupage con ella aunque siempre es la uva que destaca por encima del resto con la que se mezcla por el cuerpo que adoptan sus vinos.

– Garnacha

Es una de las uvas más extendidas por el panorama nacional y también internacional. Y es que es una variedad que resiste mucho las temperaturas extremas aunque es muy sensible a las plagas. Según los estudios, podría ser autóctona de Aragón.

– Bobal

Es la variedad autóctona de a zona de Utiel, en la provincia de Valencia. Se caracteriza por su gran productividad, mucha cantidad y racimos de gran tamaño. Hace caldos de color cereza intenso con aromas ligeros, acidez media. Los jóvenes son muy fresquitos y frutados.

– Mencía

Es una uva propia de la Denominación de Origen de Bierzo y del sur de Galicia, concretamente en la zona de Ribeira Sacra, Valdeorras y Monterrei. Con ella se elaboran vinos frescos, aromáticos y muy frutales, comúnmente jóvenes o de poca crianza.