Lorenzo ya viene para quedarse, y con el buen tiempo, los que vivimos en la capital somos incapaces de encerrarnos en ningún local, por muy bonito que sea. Por eso, es momento de terrazas, de cócteles y ¿por qué no? De vistas a Madrid.

La terraza del hotel The Principal ya está abierta, el verano está a punto de llegar y para adelantarnos a la que, para muchos, es la mejor época del año, ya podemos comenzar a disfrutar del sol en la séptima planta de este hotel.

La maravillosa estructura de esta terraza permite una vista de 360 grados a sus clientes que, además del privilegiado mirador, incluye un auténtico jardín para evadirte del estrés de la ciudad.

No solo es un edificio en el número 2 de Gran Vía (entrada por C/Marqués de Valdeiglesias, 1) con fabulosas vistas, en la terraza de The Principal también se puede comer y beber estupendamente gracias a su carta diseñada por el galardonado con dos estrellas Michelin, Ramón Freixa.

La hora no es un problema en la terraza The Principal, desde las 12 de la mañana a las 12 de la noche se puede disfrutar de este mirador. Gracias a este amplio horario tienes la oportunidad de almorzar, merendar, cenar o tomar un cóctel, según la hora que más se adecúe a tu (seguramente ajetreada) vida. Además, de jueves a sábado la terraza está abierta hasta las 2 de la madrugada. Lo que te permite calentar motores para disfrutar de la noche madrileña con deliciosos cócteles.

Ramón Freixa ha apostado por la moda “finger food” para la terraza del hotel, que ofrece exquisitas opciones que se pueden degustar durante todo el día, junto a una selección de dulces y helados.

Si quieres sentirte más cerca del cielo de Madrid, no puedes perderte esta temporada la terraza del hotel The Principal.

 

Una terraza de 360 grados en Madrid

Una terraza de 360 grados en Madrid

Una terraza de 360 grados en Madrid

Una terraza de 360 grados en Madrid

Una terraza de 360 grados en Madrid

Una terraza de 360 grados en Madrid

Una terraza de 360 grados en Madrid

Una terraza de 360 grados en Madrid

Una terraza de 360 grados en Madrid

Una terraza de 360 grados en Madrid