Salir por la puerta de casa y que el perro te mire fijamente, cargándote de culpas en mitad del pasillo por no llevarle contigo, es una de las peores cosas a las que los amantes de los animales deben enfrentarse durante sus días libres. Por eso, cada vez son más los restaurantes que permiten la entrada a mascotas, facilitando a sus dueños el poder quedarse a tomar algo sin la necesidad de dejar a su animal atado en la calle o solo (y olvidado) en el sofá.

Así nace Smith&Whistle, un bar especializado en cócteles que acaba de crear un menú diseñado especialmente para perros.

El nutricionista canino David Jackson ha sido el encargado de trabajar junto a los barmans de Smith&Whistle para preparar un menú totalmente seguro para las mascotas.

Entre sus bebidas se incluye el Bow Wow Bubbly y el Poochie Colada, una mezcla de col rizada, brócoli y agua de coco para que los perros puedan disfrutar de bebidas saludables mientras los dueños disfrutan de su tiempo de ocio.