No todos los padres son iguales, y la gran mayoría ya están hartos de colonias y corbatas. ¿Tu padre es clásico o irreverente? Beam Suntory te ayuda a elegir su regalo para el Día del Padre.

Si has dejado la compra para el último momento (otro año más), hazle feliz con un regalo especial para beber. Elige entre el whisky ahumado Laphroaig y el coñac Courvoisier. Dos bebidas con personalidades muy diferentes que se adecúan a la personalidad de tu padre.

Si tu progenitor destaca por ser muy atrevido y siempre ha sido el padre “guay” de tu grupo de amigos, seguramente agradecerá abrir la caja de su regalo y encontrar el irreverente whisky Laphroaig.

Esta bebida procede de la isla de Islay en Escocia. Tiene un carácter complejo y ahumado por su proceso de malteado de la cebada en la que interviene la turba, un carbón vegetal con larga tradición en algunas destilerías. Laphroaig Select cuenta con la selección de whiskies: Laphroaig Quarter Cask, PX Cask, y Laphroaig 10 años.

Por el lado contrario, puede que tu padre sea de los clásicos, de los que les encanta contar las aventuras de “cuando tenía tu edad”. Para él, un coñac Courvoisier será el regalo perfecto. Apreciará la calidad y la armonía de los aromas de esta bebida. Con un ligero sabor a vainilla y frutos secos, se puede percibir el aroma a robles franceses, complementados con jazmín y flores de verano.

Da igual cómo sea tu padre, seguro que con una de estas dos bebidas aciertas en el Día del Padre. Olvídate de los regalos tradicionales e innova regalando para beber, tu padre lo agradecerá.