Cuando uno decide prepararse un bol de ensalada o una sopa para comer, a las tres horas tiene hambre. Pero con esta receta energética y nutritiva con base de cereales y semillas mantendrás tu estómago saciado por más tiempo.

Ingredientes:

  • 100 g de granos de trigo, en remojo toda la noche, escurridos y lavados
  • 1 cucharadita de café de mostaza a la antigua
  • 2 cucharaditas de café de miel líquida
  • 25 ml de vinagre de sidra
  • Sal
  • Pimienta
  • 120 ml de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de café de jarabe de jengibre confitado (opcional)
  • ½ guindilla roja sin pepitas y cortada en tiras finas
  • 2 dientes de ajo prensados
  • 300 g de apionabo
  • El zumo de ½ limón
  • 2 zanahorias peladas
  • 1 coliflor dividida en cogollos
  • 12 rábanos sin el rabillo y cortados en rodajas finas
  • 400 g de espinacas tiernas
  • 1 manojo de berros
  • ½ cucharada sopera de semillas mezcladas: cáñamo, sésamo, calabaza, girasol…

Modo de preparación:

Echar el trigo en una cazuela y cubrir con agua fría. Llevar a ebullición, reducir el fuego al mínimo y cocer a fuego lento durante 1 hora y cuarto hasta que los granos estén tiernos. Escurrir y reservar.

Para la vinagreta, mezclar la mostaza, la miel y el vinagre. Salpimentar. Incorporar el aceite batiendo con un tenedor para que la mezcla esté bien homogénea. Añadir el jarabe de jengibre (opcional), la guindilla y el ajo. Probar, rectificar el punto de la sal si fuera necesario y reservar. Pelar el apionabo y luego, con un pelador, formar cintas y ponerlas en remojo inmediatamente en un bol de agua con limón.

Cortar las zanahorias en cintas (no hace falta ponerlas en remojo) de a misma manera y mezclarlas con la coliflor, los rábanos, las espinacas, los berros y las semillas.

Escurrir el apionabo, secarlo con un trapo limpio y añadirlo a las demás verduras. Incorporar por último el trigo y la vinagreta. Mezclar bien y servir inmediatamente.