En nuestra cultura, en la que amamos la sobremesa y el saber estar disfrutando del momento, las delicias del final cobran un papel relevante a la hora de cerrar una comida. Pues se supone que es el ‘entrante a una buena sobremesa’. Por eso, para quienes les guste cocinar, y más aún sorprender a sus invitados, traemos tres postres sacados de una de las propuestas navideñas del Royal Hideaway Sancti Petri que se convertirán en las delicias de los comensales. ¿Te atreves?

Postres

Atún con Piñonante

¿Pescado en el postre? Si los asiáticos lo combinan, ¿por qué nosotros no? Las calles de Tokio y Hong Kong están llenas de postres de wasabi o helados de alubias, así que el atún puede ser otro de los ingredientes esenciales de este final. Este plato consiste en un aro de caramelo crujiente con piñones, relleno de crema de queso y atún ahumado, sobre una salsa dulce de mojama. Todo se acompaña de una lengua de chocolate que da un puntito amargo a la mezcla.

Postres

Bubble Shots, explosión de sabor molecular

Este dulce es una explosión instantánea de sabor. Una propuesta de mixología molecular que convierte el paladar en una fuente de sabores refrescantes e intensos. Sin lugar a dudas, este postre encantará a aquellos amantes de los cócteles pues en su interior se encuentra un pequeño chupito de éste. De gin tonic, vodka con frambuesa, mojito, vodka con rosas, ron y maracuyá o sin alcohol, de vainilla o coco.

Postres

Helados con valor añadido

Es un concepto que está creciendo cada vez más en la calle pero lo que nosotros te proponemos esta vez es que crees el helado que más te guste en casa y, en un platito aparte sirvas diferentes topping para que cada uno se eche los que más le gusten como frutos secos, menta, limón, mango, papaya o canela. Toppings que añadan un plus de energía, sean antioxidantes o contengan vitaminas y minerales. Una manera de decorar a la vez que se mejora el sabor y se añade un plus de valor nutricional.