Para aquellos que opten por volver a comer a casa en esa hora y media de descanso del trabajo y no tengan mucho tiempo para grandes elaboraciones os presentamos una receta rica y con sustancia para salir del clásico sándwich mixto o la ensalada de lechuga y tomate.

Ingredientes:

  • Lágrimas de Bacalao desalado de Angulas Aguinaga 
  • Tomates Cherry
  • Una bolsa de lechuga limpia
  • Zanahorias
  • Pan
  • Aceite de oliva

Modo de preparación:

El bacalao puede tomarse confitado o crudo.

Para confitar: Añade aceite en un cazo y calienta a fuego lento. Coloca los trozos de bacalao y cúbrelos completamente con el aceite de oliva. Confita a fuego lento alrededor de 20 minutos o hasta que veas que empiezan a separarse las lascas. Reserva en un aparte.

Sobre una tosta de pan añade lechuga, tomates cherry laminados, zanahoria rallada y las Lágrimas de bacalao.

Añade un poco de aceite de oliva.