El aperitivo es uno de los mejores momentos del fin de semana por concentrar en un pequeño ratito de relax y ocio, un gran momento de disfrute. Un buen vermut con un maravilloso acompañamiento es el preludio a un fin de semana perfecto. Los que tienen el vermut como un acto sagrado, da igual donde estén que siguen manteniendo su rutina. En honor a ellos, te traemos tres opciones que te dejarán sin habla a la hora del aperitivo.

Aperitivos

Muñagorri

En su cocina vasca-navarra no pueden faltar los aperitivos más clásicos. Disfruta en su barra de un picoteo de gildas, de mejillones o de las clásicas tapas navarras y trasládate al norte de un sólo bocado.

Aperitivos 

Gran Clavel

Su barra es principalmente conocida por sus vermuts -sobre todo el de grifo- pero entre sus aperitivos las típicas gildas son un ‘must to eat’ junto con los mejillones, las patatas fritas, la ensaladilla rusa o las croquetas de jamón.

Aperitivo

Vermutería Chipén

Además de las gildas, sus vermuts acompañan aperitivos procedentes de las mejores conservas como los filetes de anchoa del cantábrico, berberechos o navajas o, si lo prefieres, con una maravillosa tabla de embutidos italianos.[td_smart_list_end]