John Besh, Mario Batali y Charlie Hallowell fueron expulsados de sus restaurantes tras ser acusados de abuso sexual y de mala conducta. A raíz de este asunto, comenzaron a recogerse datos sobre la situación de los trabajadores. El resultado fue alarmante: el 78% de los empleados en restauración declararon haber sido víctimas de acoso en su puesto de trabajo. Por este motivo, la web de reservas OpenTable, con 45.000 restaurantes en su base de datos, acaba de anunciar su campaña ‘Cocina Abierta’ con el objetivo de alentar a los restaurantes a crear mejores ambientes de trabajo para los empleados, con tolerancia cero para el acoso y la discriminación.

“La esencia es que los restaurantes que tenemos en nuestra base de datos declaren un compromiso compartido con una cultura excluyente y abusiva”, explican desde la web. Los restaurantes participantes prometen “mantener una política de tolerancia cero respecto a cualquier tipo de acoso con el objetivo de tratarse los unos a los otros con hospitalidad, y escucharse y cuidarse con compasión y respeto”.