Que levante la mano el que no considere que lo mejor de volver a la rutina es el reencuentro con tus conocidos. Si estás ya de vuelta en Madrid, perfecto, porque hemos seleccionado unas cuantas terrazas que te permiten desconectar durante un rato de la ciudad y disfrutar de los últimos rayos de sol del verano. Quédate con la mejor parte del regresar a la capital.

Raimunda

Sin duda, desde que abrió sus puertas se ha convertido en una de las terrazas más codiciadas. Y no es de extrañar ya que, se trata del jardín del Palacio de Linares, actual sede de Casa de América en plena plaza de la Cibeles. Un jardín idílico rodeado de gran vegetación que te hará recordar en buena compañía las noches de verano. Bajo su inmensa palmera y sus cócteles olvidarás que la época estival casi está llegando a su fin. Es difícil reservar mesa en el patio pero, también dispone de un espacio interior estupendo. Aunque claro, no es lo mismo… 

 

Doña Luz

Esta terraza situada en Montera se adapta a cualquier horario; aperitivo, comida, copa o cóctel. Su ritmo es ‘non stop’ o sea que, no hay excusas para cuadrar hora con tus amigos. Lo mejor de este lugar no son solo sus estupendas vistas o su decoración maravillosa que te transporta hasta Cartagena de Indias sino que, su terraza es válida tanto para el verano como para el invierno, la tienen perfectamente aclimatada. 

 

El Jardín de Diana

Puede que Gran Vía ahora mismo sea la zona de Madrid con más ‘rooftops’ concentrados en una misma calle pero, te aseguramos que esta no te decepcionará. Se encuentra en el interior del hotel Hyatt Centric. Sube hasta su asombrosa azotea con vistas 360 º a la capital y con este escenario querrás reencontrarte más de una vez con tu pandilla. Todo la terraza tiene una deco que te traslada a un verano en colores blancos, mesas de mármol y mucha vegetación. El nombre se inspira en la diosa romana de la cacería. Una imponente escultura dorada que se encuentra justo allí en la terraza, rodeada de una jauría de cinco perros y que ya es un  clásico del centro de Madrid.  Prueba sus cócteles, sobre todo el Selene y combina con los platos ligeros de su carta durante tu cita post veraniega. 

 

Vacaciones Cocktail Bar

El concepto en sencillo: un chiringuito de playa mediterráneo en pleno malasaña. Será como si no hubieses vuelto. Su local interior tiene un rollo que desata el buen humor y su pequeña terracita en la calle es perfecta para degustar su desayuno o brunch. 

 

The Hat

Con La Latina a sus pies, la terraza de The Hat, se ubica en un palacete rehabilitado convertido en un hostal de lo más estiloso. Dispones de picoteo a cualquier hora, buen ambiente y, por supuesto, sus preparados, no te vayas sin echarle un ojo al cóctel más sinvergüenza, el Petit Putón. 

 

La Bientirada de Quevedo

Se refieren así mismos como cervecería moderna aunque, este lugar es estupendo para un aperitivo en la barra, comida en mesa, un ‘afterwork’ animado o una cena íntima con una carta de sabores mediterráneos válida para picar o para los amantes del tapeo castizo. Un sin fin de combinaciones para disfrutar de la experiencia con amigos. Su decoración interior es genial y su terracita exterior a pie de calle muy agradable.