Las estadísticas sugieren que la agricultura industrializada se volverá insostenible en las próximas décadas. Y, por supuesto, todos vamos a seguir queriendo comer algo de carne, lo que significa que es posible que tengamos que comenzar a recurrir a fuentes alternativas para hacerlo. Hay muchos sustitutos veganos, claro, pero para los carnívoros firmes, todas estas fuentes de carne sostenibles son un buen lugar para comenzar. Cada uno de los siguientes animales que te vamos a presentar genera una huella ambiental baja o es una especie invasora de algún tipo que comer ayudaría a evitar la sobrepoblación y el daño potencial de los ecosistemas locales. Si buscas ser un comedor de carne que ayude a salvar el planeta, quizás intentes cocinar algunos de estos la próxima vez que estés deseando comer proteínas.

 

Carne

 

Mejillones

Los mejillones puede que sean los menos raros de toda esta lista además de que están muy de moda en los restaurantes y gastropubs. Se han convertido en una excelente opción de carne sostenible. La huella de carbono de los mejillones es 20 veces menor que la de los pollos y 50 veces menor que la de la carne.

 

Carne

Jabalí

El jabalí, aunque en España es habitual comerlo, se está volviendo cada vez más común. Incluso en restaurantes. Es conocido por ser una especie invasora y problemática, pero también es un buen estofado o asado. La caza del jabalí es probablemente el mayor desafío para obtener esta carne, pero el riesgo vale la pena por la sabrosa recompensa.

 

Carne

Ardilla

La ardilla está recibiendo mucha más atención, por ejemplo, en el Reino Unido como una carne de lo más sostenible. Allí ha ganado relevancia cuando un chef del Borough Market comenzó a servir una lasaña de ardilla gris que ha dado la vuelta al país. En el Reino Unido, las ardillas grises son invasivas y se reproducen rápidamente, por lo que convertirlas en carne es una forma sostenible de defenderse. ¿Te atreves con este nuevo alimento?

 

Carne

Pez león

El pez león venenoso se ha extendido rápidamente por el área del Golfo de Florida y las especies invasoras se han convertido en un problema para los pescadores locales. Es por ello que muchos pescadores están empezando a pescarlos para su consumo, ya que hay una manera de eliminar las espinas tóxicas antes de cocinarlas. En Estados Unidos es un manjar que está empezando a extenderse.

 

Carne

Insectos

Comer insectos como una fuente de proteína sostenible ha sido un tema de debate durante los últimos años. La forma más sencilla de introducirlos en la dieta son a base de harinas proteicas. Los insectos cubiertos de chocolate siguen siendo otra de las formas más accesibles de intentarlo, pero utilizar harina de grillo o gusano para hacer galletas también es un método común.

 

Carne

Carpa asiática

La carpa asiática es una molestia absoluta en los mares de casi todo el mundo. Una hembra puede poner 1 millón de huevos a la vez, y cada miembro de la especie invasora puede crecer hasta 50 kilos, robando recursos de plancton de las poblaciones locales. Es un poco difícil de limpiar, pero este pez está especialmente delicioso cuando está cocinado al estilo Cajún.

 

Carne

Ranas

Las ranas están empezando a convertirse en una especie invasora en muchas partes del mundo. Al ser bastante grandes, significa que tendrán una buena cantidad de carne fácil de atrapar, limpiar y cocinar. Las patas de rana fritas probablemente serán el primer plato que se te ocurra, pero las patas salteadas o asadas también son opciones magníficas.

 

Carne

Nutria

Estos animales semiacuáticos corren desenfrenados muchos lugares devorando la vegetación dondequiera que vayan. Fueron introducidos por primera vez para el uso de su piel en el siglo XIX, pero desde entonces se han multiplicado y han ido destruyendo todo a su paso con gran facilidad. Atraparlos y comerlos es una solución óptima, ya que la carne de nutria es bastante saludable y hay muchos para todos.

 

Carne

Carne cultivada en laboratorio

La carne cultivada en laboratorio también se está convirtiendo en una alternativa que no requiere matanza y genera una huella ambiental baja. Todavía no es fácil encontrarlos en supermercados pero poco a poco llegará. Esta es una de las soluciones de alta tecnología para la carne sostenible que existen, pero todavía tendremos que esperar a que llegue.