El amor por la pizza es universal pero la pregunta que nos hacemos es si lo es tanto como para que Italia quiera verla formando parte del patrimonio de la UNESCO.

Italia lo tiene claro. Si existe alguna comida tradicional que tenga que formar parte de la herencia universal que deja el mundo, tiene que ser la pizza.

Más de 850.000 firmas recogidas por las calles de Nápoles, Japón y hasta de Argentina aprueban que este tradicional plato italiano se convierta en patrimonio de la UNESCO.

La comisión de la UNESCO en Italia ya ha aceptado la petición y candidatura de esta demanda y la solicitud ha sido apoyada por el gobierno italiano, quien también está de acuerdo en convertir la pizza en el plato más famosos del mundo, si es que todavía puede serlo más.

El resultado oficial y final se verá en 2017, pero hasta el momento muchos parecen estar de acuerdo en otorgar a la pizza napolitana este reconocimiento, ya que también supone una seña de identidad de la cultura italiana.