NOMBRES: La ciudad blanca, Ahuzat Bayite.

PAÍS: ISRAEL.

IDIOMA: HEBREO.

HAB.: 411.800.

PREFIJO TELEFÓNICO : +972 (3).

CONOCIDO POR: VINOS, HUMMUS, BAUHAUS, Msabba ha, Shakshuka, FALAFEL.

A pesar de su historia de conflictos y ocupación, Tel Aviv es toda una ciudad cosmopolita que esconde una oferta culinaria a tener en cuenta. Visto así, resulta imposible negar que estamos hablando del destino turístico hecho a medida para apreciar, en tan solo 52 km², cada uno de los sabores de Oriente Medio que tan difíciles son de replicar y encontrar en España. Además, su escena coctelera ya se posiciona como una de las mejor valoradas a nivel mundial. Y ya de fiesta ni hablamos: te van a dar las diez y las once y las…

Tel Aviv: modernos, welcome

Para nuestra fortuna, en Israel no se toman a broma aquello de “desayuna como un rey”. Aquí cada mañana viene repleta de huevos al gusto, ensaladas frescas, hummus, ‘baba ghanoush’, ‘shakshuka’ –unos adictivos huevos fritos con tomate, ajo y especias servidos en el mismo recipiente de metal en el que se cocinan– o queso fresco. En Benedictine (Rothschild Blvd, 29), lo sirven 24 horas al día y en Manta Ray (Koifman, 7), del chef Ronen Skinezis, lo bordan acompañándolo de las vistas a la playa de Alma y junto a ‘mezzes’ y pescados como el salmón ahumado, el ceviche y el arenque.

Tel Aviv: modernos, welcome

Después de haber probado el mejor hummus de la ciudad en Habu Hassan (Dolphin, 1), un clásico desde hace 40 años (más vale que corras porque abren de 07:45 a 14:45, y suelen agotar existencias), toca adentrarse en la arquitectura de ‘La Ciudad Blanca’ y sus más de 4.000 edificios Bauhaus, considerados Patrimonio de la Humanidad. En el Centro Bauhaus (bauhauscenter.com), ofrecen tours gratuitos de la mano de expertos para admirar la modernidad y el minimalismo de la nueva época de la arquitectura, que se asentó en el país gracias a los judíos que buscaron asilo en la ciudad.

Tel Aviv: modernos, welcome

Darse una vuelta por el mercado de Carmel (Shuk HaCarmel) es hacer una inmersión exprés dentro de la gastronomía telaviví. Justo en donde se encuentran las calles Allenby y King George empieza a escucharse el bullicio de los vendedores que ofrecen a voces especias, artesanía, fruta y verdura. Y sí, aquí también vale regatear. Entre sus callejuelas se esconden restaurantes como HaBasta (HaShomer, 4) con una carta de productos de temporada servidos en pequeñas raciones para compartir, o M25 (Simtat HaCarmel, 30), el templo de cualquier carnívoro.

Tel Aviv: modernos, welcome

Si lo que se busca es un bocado rápido la respuesta está en en Miznon (Ibn Gvirol, 23) y las pitas gourmet del chef Eyal Ashadi, un festival de jugosidad con rellenos como hígado de pollo o ‘kebab’ de cordero. Ashadi es como el Sr. Bonet del panorama culinario de Tel Aviv, y el hombre que siempre da en el clavo con restaurantes como el modernísimo Port Said (Har Sinai, 5), donde se come a ritmo de vinilos, o su buque insignia, North Abraxas (Lilienblum, 40), el lugar que vio nacer la tendencia gastronómica por excelencia de 2016: la coliflor (entera) asada.

Tel Aviv: modernos, welcome

Dok (Ibn Gabirol, 8) tiene todo lo necesario para repasar en clave moderna las raíces de la cocina israelí, tanto en las técnicas poco invasivas en las que se basa como en los productos de Km 0 de los que se surte. Para jugar un poco a hacerse el guiri, no hay nada mejor que dejarse caer por Jaffa –la ciudad antigua de Tel Aviv– en Old Man and the Sea (Kedem, 83). Al loro con la velocidad de los camareros al servir y con la cantidad de aperitivos (más de veinte y con pan de pita) con los que inundan la mesa en lo que esperas a que llegue tu pescado recién… pescado.

Tel Aviv: modernos, welcome

Dormir plácidamente es aún más fácil los viernes y sábado, días en los que se celebra el ‘sabbat’ y se paraliza casi por completo la ciudad. Si el plan es aprovechar esos días para descansar, refúgiate en Brown Beach House (Ha’Yarkon, 64), a tan solo un minuto de la playa. Pero si prefieres darte a los placeres de la noche, a dos pasos y disfrazado dentro de un hotel de dudosa reputación tienes Imperial Craft (Hayarkon, 66), considerada una de las mejores veinte coctelerías del mundo. ¿Quieres más? Bellboy (Berdyczewski, 14) y Tailor Made (Allenby, 99) son todo lo que tu ansia necesita.

©Kembke\\/Bauhaus Center