Por primera vez desde su apertura, el Bar Jamón, de Mario Batali, cambia su carta. Eso sí, siempre con la vista puesta en la Costa Brava.

Si el nombre de Mario Batali no te suena es probable que hayas estado viviendo enclaustrado en casa sin ningún tipo de contacto con el exterior, porque la fama e imagen del chef va de la mano del título de mejor representante de la gastronomía italiana (suya fue la idea de ese ‘modesto’ imperio llamado Eataly) y múltiples apariciones televisivas como la que hizo junto a Gwyneth Paltrow en On the Road Again, para comerse y beberse a España. Y es que hace trece años, Batali (el hombre detrás de nuestro Mordiscos) abrió Bar Jamón en Nueva York, puerta con puerta con su Casa Mono, para dar de comer a los neoyorquinos con esencia y sabores traídos directamente de la Costa Brava, pero no ha sido hasta ahora que se ha decidido a dar el paso para renovar por completo la carta del restaurante. “La comida en Bar Jamón siempre ha estado dictada por

la temporada pero ha llegado la hora de cambiar drásticamente el menú para empezar de cero”, afirma Anthony Sasso, chef ejecutivo del restaurante. Lo que nos faltaba: una razón más para darnos una vuelta por Nueva York.

ESTE TEMPLO de la tapa ahora sirve platos como txangurro con sriracha casera, boquerones, pulpo… Y por supuesto, jamón en cantidades industriales.

BAR JAMÓN 125 E 17th St. (Nueva York, EE UU) casamononyc.com