Reconocer el trabajo, la dedicación, el esfuerzo y el talento de aquellas personas e instituciones que luchan, día a día, por sacar adelante el sector gastronómico. Este es el principal objetivo de los Premios Gastronomía que otorga la Fundación Diario de Avisos. Estos galardones cuentan, nada más y nada menos, que con XXXVI ediciones a sus espaldas, desde que los fundara el periodista culinario Manuel Iglesias, lo que les convierte en los más antiguos que concede un medio de comunicación español.

Los galardones de este año se entregaron este lunes, en una gala celebrada en el Auditorio de El Sauzal de Santa Cruz de Tenerife. Entre los premiados, elegidos por el jurado que preside José Luis Conde, se encuentra Andrés Rodríguez, presidente de la editorial SpainMedia y director y editor de Tapas Magazine, quien recibió el Premio a la Difusión de la Gastronomía por «haber sido capaz de sacar adelante una revista de gastronomía que no es una revista sobre comida o recetas, sino sobre la gente», según reconocen los organizadores.

Otros premiados

Pero fueron otros muchos los galardonados en esta velada tan especial. Carmen Capote recogió el Premio Manuel Iglesias por su trabajo en la creación de las bombonerías 24 Onzas, en Madrid, tras pasar por Le Cordon Bleu, el Palacio del Elíseo, con Francois Hollande y el Atelier de Jöel Robuchon.

Rosalía Díaz se llevó el Premio Mejor Cocina Internacional, debido a su capacidad de emprendimiento con la apertura del restaurante peruano Qapaq, en Los Cristianos (Arona).

El trabajo en los fogones de Carlos Mesa, del restaurante Muelle Viejo, en Guía de Isora, también tuvo recompensa con el Premio al Mejor Jefe de Cocina, debido a su labor de acercar al comensal los productos de las Islas, especialmente los del litoral, y a su compromiso con la cocina Kilómetro 0.

El esfuerzo por promocionar los productos de la tierra también se vio valorado con el Premio Mejor Restaurante #CONSUME CANARIO, que fue a parar a Pedro Hernández, de El Duende del Fuego (en Los Llanos de Aridane), que además de estar comprometido con el Kilómetro 0, también quiere que su restaurante sea apto para todos, incluidos los que sufren alergias o intolerancias.

En materia enológica, el gato al agua se lo llevó Enrique Alfonso con el Premio Mejor Labor en Vinos, que reconoce su buen hacer en la bodega Altos de Trevejos, donde produce vinos de uvas cultivadas en el municipio más alto de España: Vilaflor.

La sostenibilidad también tuvo galardón, concretamente el Premio Cocina sin Combustión, que fue a parar a Cuernocabra X Gofio, de Safe Cruz, en el espacio gourmet de El Corte Inglés de Las Palmas, por la implantación de un menú que evita las altas temperaturas, prescindiendo del humo.

Por último y no menos importante (sino quizá el galardón más importante en estos tiempos difíciles), fue el Premio Gastronomía Solidaria para Acción contra el Hambre que, en sus doce ediciones de su iniciativa Restaurantes contra el Hambre, ha logrado recaudar 1,4 millones de euros que ha destinado a luchar contra la desnutrición en el mundo.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta