TAPAS ¿Cuál es tu comida favorita?

M. B. El cocido lebaniego después de una jornada por Picos de Europa.

T. ¿Y la que más detestas?

M. B. La lombarda, de siempre.

T. Si pudieras elegir, ¿qué comerías ahora mismo?

M. B. Lenguado a la meunière, es uno de los pescados que más me gusta.

T. ¿Recuerdas cuál fue el primer restaurante que visitaste?

M. B. A la memoria me viene Wendy´s. Probablemente no fue el primero, pero si la primera experiencia que recuerdo.

T. ¿Y ese al que volverías sin parar?

M. B. ‘Ahorn’, en Braunwald (Suiza). Es un planazo llegar a este restaurante en trineo en invierno.

T. Ahora, un restaurante que no recomendarías ni a tu peor enemigo.

M. B. La cantina de la cárcel de Soto del Real…. No debe de ser agradable.

T. Un sitio por conocer.

M. B. Alaska.

T. Tu bebida favorita.

M. B. Una Coca-Cola fresquita en terraza con amigos. 

T. Tu primera copa fue de…

M. B. Whisky DYC con Coca-Cola de vacaciones en el pueblo extremeño de mi madre.

T. ¿…y la última?

M. B. Larios 12 con tónica Royal Bliss con amigos en la terraza de casa aprovechando el tiempazo de este invierno.

T. El plato que mejor te sale…

M. B. Dorada a la sal.

T. Una película / espectáculo / libro que te dé hambre.

M. B. El libro ‘Sapiens’ de Yuval Noah Harari, es muy interesante, pero intenso, con una tapita va mejor.

T. Una película / espectáculo / libro que te revuelva el estómago.

M. B. El comienzo de la película ‘Salvar al soldado Ryan’, porque, a diferencia de otras películas sangrientas, sabes que el desembarco fue exactamente así.

T. Un aroma de la infancia.

M. B. Recuerdo la mezcla de aromas que me llegaba a la habitación cuando mi madre empezaba a preparar la cena en casa.

T. ¿Qué pedirías en tu última cena?

M. B. No estar solo.

T. ¿Qué tres cosas no faltan nunca en tu nevera?

M. B. Chocolate, queso variado y kiwis.

T. ¿Qué plato no soportabas de pequeño y ahora te encanta?

M. B. Las lentejas ¡Cuánto tiempo perdido discutiendo con mis padres!.