Actor, influencer y, más
allá de los focos, el alma de cualquier fiesta con amigos. Enamorado de su Asturias natal y siempre trotamundos, le encontrarás a cualquier hora en @miguelcarrizo.

TAPAS Tu comida favorita…

M.C. La sopa y el arroz con pitu caleya de mi abuela Emma. Y lechuga de su casa. No sé cómo la aliña, pero está siempre buenísima. Creo que utiliza vinagre de manzana y la deja en remojo un buen rato.

T …y la que más detestas.


M.C. Los quesos cremosos tipo brie.

T Si te dejasen elegir, ¿qué comerías ahora mismo?


M.C. Lo que acabo de comer: berberechos, cigalas, jamón, sashimi de atún y arroz negro con sepia.

T ¿Recuerdas cuál fue el primer restaurante al que te llevaron?


M.C. Los domingos siempre íbamos
a alguno a comer, de los primeros que recuerdo es uno en la playa de Barro,
en Llanes. Yo siempre pedía ensalada caprichosa (que era una mixta). Me daba rabia porque mi hermano siempre pedía lo más caro, el solomillo, pero a mí me gustaba la ensalada.

T …y al que volverías sin parar.


M.C. A comer la fabada de Feli en el Puente del Pilar, Ribadesella. O la paella del Bar La Gloria en Madrid.
¡O los pescados de Güeyu Mar, claro!

T ¿Qué sitio no recomendarías ni a tu peor enemigo?


M.C. Me encantaría vengarme de algún sitio en el que me hayan tratado muy mal, pero ahora mismo no recuerdo ninguno. Diría alguno con mal
servicio o sucio… uno de estos de tapas asquerosas por el centro.

T Un sitio por conocer.


M.C. Galicia en todas sus formas. Siendo asturiano me parece increíble que casi no la conozca. Tengo muy pendiente un viaje en furgoneta.

T ¿Tu bebida favorita?

M.C. El agua fría, pero me gusta casi todo. Vino, champán, tequila, whisky… Lo que menos, el ron. ¡Ah! El zumo de naranja por la mañana, básico.

T La primera copa que te tomaste fue…

M.C. Un culín de sidra. La segunda ya fue más fuerte: Martini solo con hielo.

T …¿y la última?

M.C. De albariño.

T El plato que mejor te sale.


M.C. Creo que la tortilla de patatas. Me encanta.

T Una película que te dé hambre.

M.C. ‘Como agua para chocolate’. De pequeño leí el libro y me imaginaba todas las recetas que cocinaban. Luego vi la película y recuerdo las escenas de cocina con gusto, cuando empiezan a cortar cebolla, tomates…

T ¿Y una que te revuelva el estómago?

 M.C. ‘Anticristo’, de Lars von Trier. Una de mis favoritas, pero ufff….

T Un recuerdo sensorial de tu infancia.

M.C. El olor del musgo en casa de mis abuelos. Cuando llegaba la Navidad y salíamos a recogerlo al jardín, recuerdo sentir el olor a humedad.

T ¿Qué pedirías en tu última cena?

M.C. ¡Qué difícil! Jamón, foie, marisco, chuletillas de cordero… o no sé, quizá una milanesa con patatas.

T ¿Qué tres cosas no faltan nunca
en tu nevera?

M.C. Naranjas, limones y leche.

T ¿Qué plato no soportabas de pequeño y ahora te gusta?


M.C. Las anchoas. Siempre las odié y desde hace un año me encantan. A ver si llega el momento en el que me guste disfrutar de un buen puro.

T Muéstranos tu faceta de experto en moda. ¿Cómo lo harías si tuvieras una comida en el campo y después una cena de gala y no te diera tiempo a cambiarte?

M.C. Lino, que sirve para día y noche.

T ¿Con qué personaje te gustaría compartir una cena?


M.C. Bob Marley. Es mi cantante preferido desde muy pequeño. Mi padre nos despertaba siempre con su música a todo volumen.

T ¿Y de qué personaje te gustaría fotografiar su frigorífico para Instagram?

M.C. Las neveras me parecen poco estéticas, habría que ordenarlo todo bien para que la foto quede atractiva. No sé, ¿de los Obama quizá…?