Es el House Manager de Wilton’s, el restaurante favorito de la realeza británica y de algunos titanes de la industria y estrellas de cine desde 1840. El establecimiento se encuentra en el área de Saint James, situada en el triángulo que forman la calle Piccadilly, el Buckingham Palace y Trafalgar Square y que concentra los comercios más tradicionales, únicos y trendy del mundo con las historias más selectas. Un espacio dónde las ostras de Escocia e Irlanda, los cangrejos de la costa de Cornwall y el salmón ahumado escocés tienen un gran protagonismo.

Tu comida favorita…

El marisco: Cangrejos, langostas, mejillones, berberechos, vieiras y ostras, por supuesto. ¡También adoro la mayoría de los platos con curry!

…¿y la que más detestas?

La pasta seca.

Si pudieras elegir, ¿qué comerías ahora mismo?

Cangrejo (en especial, carne de cangrejo blanco sobre una cama de lechuga y adornado con huevo duro, yema de huevo y un poco de perejil. Se sirve con mayonesa en el lado).

Tu primer restaurante.

No puedo recordar el nombre porque era muy joven. Sé que fue para celebrar las bodas de oro de mis abuelos y pedí sopa de langosta sin saber lo que era.

Y al que volverías sin parar.

He tenido la suerte de comer en muy buenos establecimientos. Sin embargo, el restaurante que realmente supera todas las expectativas (con la excepción de Wiltons, por supuesto) es La Gavroche.

El que no recomendarías ni a tu peor enemigo.

No me gustaría dar un nombre en concreto, pero diría que cualquier restaurante que crea que te está haciendo un favor permitiéndote cenar con ellos.

Un sitio por conocer.

Soy un apasionado de Gran Bretaña, y para mí la costa de Pembrokeshire es difícil de superar.

Tu bebida favorita.

Nunca he sido de cócteles, pero recientemente he probado el Martini de pepino y, adecuadamente hecho, está realmente delicioso.

Tu primera copa fue de…

Un sorbo de champán en la boda de un familiar.

…y la última?

Un trago de whisky, cuando llegué a casa anoche.

El plato que mejor te sale.

Me gusta mucho cocinar el asado de pavo en Navidad. Enciendo la radio, escucho villancicos, abro una botella de vino y el resto sucede solo.

Una canción / peli / libro que te dé hambre.

Prefiero navegar por Internet en busca de recetas. Recientemente cociné una versión del cordero del chef Raymond Blanc y estuvo increíble.

Una canción / peli / libro que te revuelva el estómago.

Las revistas de recetas de los supermercados. Son para personas que no saben cocinar.

Un aroma / recuerdo sensorial de la infancia.

El curry casero que preparaba mi padre.

¿Qué pedirías en tu última cena?

Vieiras a la meunière, seguidas de Tornedos Rossini con patatas salteadas y espinacas con mantequilla. Para terminar, chocolate blanco y crema catalana.

¿Qué tres cosas no faltan nunca en tu nevera?

Leche, tomates y una botella de Sauvignon Blanc de Nueva Zelanda.

¿Qué plato no soportabas de pequeño y ahora te gusta?

Cualquier cosa con queso. A una de mis hijas le pasa lo mismo y espero que de mayor lo adore también.