No todos los grandes chefs lucen estrellas, soles y reconocimientos. Algunos se dedican a enseñar a otros para que alcancen tales triunfos. Eso hace el director técnico de la prestigiosa escuela Le Cordon Bleu Madrid, francés de origen y, cómo no, gran gourmand.

  1. Tu comida favorita…  

Es difícil de categorizar, me gusta todo y considero que todo está bueno si está bien hecho. Estoy siempre probando platos nuevos, así que mis gustos evolucionan al igual que mis envidias.

  1. …y la que más detestas.

La comida sin sazón, porque aun bien preparada pierde todo su potencial.

  1. ¿El primer restaurante que recuerdas?

Me marcó mucho más mi padre cocinando, es él quien realmente me transmitió la curiosidad y las ganas por la cocina. A los ocho años sabía lo que quería hacer y no creo haber considerado otra carrera.

  1. ¿Y a cuál volverías sin parar?

Un guiño a mi tierra en Bretaña, donde hay una crepería a la que voy siempre cuando vuelvo a Francia, y Olivier Bellin, un chef con dos estrellas Michelin que pone en valor los productos locales como nunca he visto antes en una verdadera cocina de autor.

  1. El que no recomendarías ni a tu peor enemigo.

Todo lo que es restauración de cadena.

  1. Un destino por conocer.

Un viaje a Laponia durante las navidades y viendo las auroras boreales.

  1. ¿Tu bebida favorita?

La cerveza se adapta muy bien. Existe una gran variedad y ofrece combinaciones muy interesantes.

  1. La primera copa que te tomaste fue…

¡Botellón! Desde entonces aprendí a refinar mi paladar y disfrutar de buenos vinos.

  1. …¿y la última?

Siempre tengo una botella de Laphroaig, un whisky con mucho carácter que me encanta tomar por la noche mientras veo una buena película.

  1. El plato que mejor te sale, el que más te piden en casa, es…

En casa tienen predilección por los canelones y las crepes de sarraceno.

  1. ¿Y el que no te acaba de salir como te gustaría?

Siempre hay algo que mejorar. Lo importante es entender los errores, qué técnicas se aplican y por qué. Desde ahí no hay barreras aunque seas amateur.

  1. ¿Una película que te dé hambre?

Disfruté mucho ‘El chef, la receta de la felicidad’, con Jean Reno, y me reí con ‘Fuera de carta’, con Javier Cámara.

  1. ¿Y alguna que te revuelva el estómago?

La última que me marcó fue ‘Remember’.

  1. Un aroma o recuerdo sensorial de tu infancia.

Espaldilla de ternera lechal con chalotas y tomillo sofriendo en mantequilla; un plato familiar de domingo que ni me atrevo a hacer yo mismo para no fastidiar la magia de cuando lo cocina mi madre.

  1. ¿Qué pedirías en tu última cena?

Estar con mi familia. Sería feliz con una tabla de quesos, un vino tinto y un pan de cereales recién horneado.

  1. ¿Qué cosas no faltan nunca en tu nevera?.

Mostaza, huevos y… ¡muchos quesos!

  1. ¿Qué plato no soportabas de pequeña y ahora te encanta?

Odiaba las judías finas, pero aprendimos a comer de todo y a estar agradecidos por lo que había.