Cumi Torán es la creadora del blog Cumichili, el olimpo de la superfood en el que se respira una atmósfera repleta de salud y bienestar. A base de recetas en las que no faltan las verduras -casi siempre crudas-, los superalimentos, snacks, salsas y opciones sin gluten Cumi enseña a comer con alegría, a disfrutar de la vida y a ser responsables con lo que llenamos de energía al cuerpo. Eso sí, siempre con una sonrisa en la cara y una visión muy positiva.

¿Tu comida favorita…?
Un buen ceviche de pescado o un carpaccio de lo que sea, me pierde, con bien de limoncito y pimienta.

-¿…y la que más detestas?
Los entresijos y gallinejas, plato estrella de las fiestas de Lavapiés; todavía tengo el olor metido en la nariz de cuando vivía allí hace años.

-Si pudieras elegir, ¿qué comerías ahora mismo?
Una gilda! mmmh… creo que nunca he dicho NO a ese placer…

-¿El primer restaurante al que fuiste?
Inconscientemente Al Jai Alai, gran restaurante vasco en Madrid, mis padres iban cada domingo y yo creo que debí ir hasta en la cuna.

Y muy pequeña pero ya con uso de razón, recuerdo todos mis veranos en el Puerto de Santa Maria y salir a cenar a la “Venta Millán”… Era mi planazo, ponerme ciega de gambas y luego limpiarme las manos con unas toallitas de limón en cuyo envoltorio ponía: “ Con la brisa del estero y en la orillita de mar, se oye un cante marinero que dice: Venta MIllán, lo mejor del mundo entero”

¿Y al que volverías sin parar?
Donde vuelvo sin parar es a la Sala de despiece. Materia prima máximo nivel, ese es el secreto del gran Javier Bonet. Crudo o poco cocinado, todo sabe a gloria… Cuando la cosa es buena, no necesita más… A mi las florituras me cansan.

-¿El que no recomendarías ni a vuestro peor enemigo?
Hombre a mi peor enemigo si le mandaría, además seguro que le encantaría… Pero eso te lo digo a ti al oído…

-Un sitio (culinario) por conocer.
Buf, tengo muchísimos en la lista, pero uno que tengo muy en mente, el NOMA, en  Copenhague. En Madrid, tengo muchas ganas de la nueva temporada de THE TABLE, cada mes una experiencia gastronómica diferente con una nueva decoración. Me encanta el proyecto.

-Tu bebida favorita.
El agua

-Tu primera copa fue de…
San Francisco, jajaaj, en Jácara, jajaj

-¿…Y la última?
Un Gin Tonic

-¿El plato que mejor te sale?
Cocino muy sencillo. Como casi todo crudo. Tienen fama mis ensaladas con aliños de cítricos, mi guacamole y mis sopas de verduras…Pero si tengo que competir con algún plato más elaborado te haría unas carrilleras al vino tinto que perderías el sentido.

-¿Una canción / peli / libro que te dé hambre?
“Como agua para chocolate”, sobre todo el libro.

-¿Una canción / peli / libro que te revuelva el estómago?
Una bachata

¿Qué pedirías en tu última cena?
Carpaccio de boletus con trufa, ceviche de lubina y un gin tonic bien cargadito para no sufrir mucho…

¿Qué tres cosas no faltan nunca en tu nevera?
Aguacates, rabanitos y guindillas picantosas.

¿Qué plato no soportabas de pequeña y ahora te gusta?
El cocido madrileño de mi madre, tan valorado por todo aquel que la conoce. De pequeña había cocido cada sábado en casa y ahora… ¡lo echo tanto de menos!