En la mesa, como en todo, hay cosas que ya sabes (el pan engorda, pg. 154), cosas que descubres (dónde y cómo dejar la propina, pg. 70) y cosas en las que te reafirmas (las patatas mueven el mundo, además están buenísimas, pg. 54). Y así es Tapas Magazine. Un canto a todo lo que te puedes llevar a la boca para confirmar, comprender y exteriorizar que la comida nos puede hacer muy feliz. Y así es nuestro número 2. Encabezado por el fascinante mundo de la patata: fiel a la tierra, tubérculo indispensable, alimento democrático.

¿Sabes lo que decir al llegar en un restaurante indio? (pg. 35)

Saul Bellow y su salsa de spaghetti: así se celebra un centenario. (pg. 39)

Tenemos la mesa que tienes que pedir, está en el Six Senses de Omán. (pg. 44)

Saludamos al Kimchi y a todo lo que él conlleva. (pg. 51)

Hablamos del haggis: la morcilla escocesa a la que no podemos decir que no. (pg. 88)

Los gustos culinarios de los monstruos del siglo XX (dictadores) son… peculiares. (pg. 62)

El champán de los hedonistas se apellida Ruinart. (pg. 56)

Dos jovencitas que se hacen llamar Rice Paper Scissors, estamos en California (¿o en Vietnam?). (pg. 84)

Cocinar es un gran invento. Y más con los gadgets que nos hemos encontrado por el camino… (pg. 92)

Acompañar a Mizutani en una mañana en el mercado Tsukiji de Tokio. (pg. 102)

Pitti Foddie People: así se viste para ir a comer. (pg. 108)

Faviken: qué es –y lo que es más importante– cómo llegar. (pg. 120)

Los skylline de las ciudades a través de su gastronomía. Es el Brunch City. (pg. 126)

Todo lo que hace la miel por ti. (pg. 150)

Así se viste para volverse vaqueros con barbacoa y cerveza en lata. (pg. 160)

Cómo lograr ser más longevo: da para mucho. (pg. 184)

Si fueras cowboy, ¿qué beberías? (pg. 193)

24 horas en Lima dan para mucho. (pg. 200)

El Hotel donde se saluda al farero desde la cama: es El Far (en Cataluña). (pg. 206)

Smoking Room: dónde fumar en Viena. (pg. 207)

¡A comer!