En marzo de 2015, sí, hace ahora un año, salíamos a la calle con el primer número de TAPAS y unas ganas infinitas de comernos el mundo, de contarlo y de compartirlo contigo. Entonces decidimos sin dudarlo que Picasso, quién mejor, ocuparía nuestra portada con una fotografía mítica de Robert Doisneau tomada en su casa de la Provenza. Queríamos sorprender y no dejar indiferente a nadie con este guiño. Doce meses después se nos ha ocurrido la (¿surrealista?) idea de recordar aquello de la mano de ROSSY DE PALMA, quien, más picassiana que nunca, posa en exclusiva para TAPAS para celebrar este primer cumpleaños. A punto de estrenar Julieta, de Almodóvar, la artista comparte confidencias gastronómicas y cinéfilas mientras se pone por peineta no el mundo, sino un montón de panes creados también en exclusiva para nuestro aniversario por Beatriz Echeverría, de El Horno de Babette. Sin salir de Madrid, y como pequeño homenaje a la ciudad donde nacimos y crecemos cada día, en este número podrás leer todo lo que siempre quisiste saber sobre Sacha Hormaechea, único cocinero capaz de crear un hashtag sin tener Twitter (ni ganas): #Sachismo. Recorremos además alguno de los restaurantes emblemáticos de la capital para conocer a sus camareros, tantas veces injustamente olvidados.

Entre medias podrás viajar a Nantes en 24 horas, devorar nuestros sitios favoritos de Lisboa, descubrir qué se cuece en la alta cocina guatemalteca, aprender a cocinar gazpacho según la receta de Marguerite Duras y, por supuesto, llenar tu agenda de ideas para la inminente primavera.

Ahora solo nos falta soplar las velas. Bueno, la vela.