Todos los tacos están creados desde la misma inspiración pero cada región del planeta tiene interpretaciones diferentes de cómo esta simple y perfecta comida mexicana debe de ser. Algunos los comen en el desayuno, otros aprovechan cualquier hueco libre en la oficina para salir a darse un pequeño gustito a media mañana y otros son más que valientes para comerlos a la hora de cenar . También están los tacos vegetarianos, los de pescado, los grandes, pequeños, los que están hechos con harina de maíz y los que prefieren hacerse con harina de trigo. ¿Y los de queso Monterrey Jack? ¿Y los de Cotija? Cada variación del tema es una interpretación única y válida de las recetas originales de cada región y desde México hasta el sur de los EEUU) hay opciones para satisfacer a todos. Aún así, aventurarse a hacerlos requiere mucha destreza, más que la que se necesita para comerlos, así que mucha paciencia.

Ya que estamos hablando del sur de los Estados Unidos no hay que olvidar mencionar el amor de los texanos por ellos, su pasión por los tacos es profundo y se manifiesta en el desayuno con el clásico TexMex y con otras variaciones de recetas del D.F, Oaxaca, y Jalisco, entre otros. Los más típicos son pequeños, hechos con tortillas de harina y rellenos de huevos, chorizo, frijoles, bacon y queso. La mezcla de ingredientes es sencilla (cada taco normalmente tiene solo dos rellenos) y deja espacio para apreciar todos los sabores y sin agobiar al paladar.