Por muy inverosímil que parezca que una cadena de comida rápida pueda llegar a convertirse en un referente de comida sana para todo un país, Taco Bell lo ha conseguido.

Muy pocas empresa de este tipo pueden presumir de un logro similar y Taco Bell lo hace desde un año para atrás.

Muy probablemente, mientras nosotros estábamos pensando que otra comida rápida consumir, se nos pasó por alto la reestructuración que esta empresa americana estaba experimentado en su menú: una adaptación de sus productos insignia en una  mucho más sana, saludable y recomendable para el correcto funcionamiento del organismo.

El mérito no es de otra persona que de la nutricionista y dietista de Taco Bell, Missy Nelson, quien se encargó de ir sustituyendo poco a poco todos los ingredientes artificiales por opciones más frescas y naturales, puras, sin manipulación. Además de una reducción del 15% en sodio para ofrecer comida apta para todos los públicos.

De esta manera, Taco Bell cuenta ya con un menú bajo en calorías, opciones más proteicas par las dietas más estrictas y alimentos vegetarianos con certificado oficial.