Aterrizaron en Madrid como alternativa a los típicos fideos chinos. Y, al igual que los bao buns, el ramen o lamian – que en chino significa tallarines estirados a mano- ya es toda una celebridad gastronómica. Hoy, en Madrid, así como en el resto de ciudades españolas, hay muchos locales en los que poder saborearlos pero ninguno como Lamian by Soy Kitchen. Una original taberna en la que su chef Yong Ping Zhang, más conocido como Julio, y su socio Pinhao Wang, presentan una versión de este apreciado plato a base de ingredientes españoles de primera calidad con el toque final de un caldo especial que potencia su sabor.

 

Aunque la especialidad de la casa es fundamentalmente el ramen, la carta cuenta con 25 entrantes originarios en China, Taiwán, Corea, Japón o Tailandia, llamados The Rituals, que preparan al comensal para dar paso al verdadero protagonista.

Julio ofrece tres tipos de elaboraciones con una base de finísimos tallarines entre los que destacamos el “Juego de los Sabores en la Mesa”, con solomillo ahumado de añojo aderezados con aceite de sésamo, vino y té verde.

Ubicado en una de las zonas más castizas de Madrid (Plaza Mostenses, 4), el local se divide en dos pisos bañados por el color azul así como detalles de la cultura asiática entre los que destacamos los peces, las lámparas de tela y bambú y los animales de origami.