Una vez a la semana rogamos a los dioses que nos conviertan en italianos; o mejor dicho, en cocineros italianos que regentan una trattoria de las buenas. Simplemente por la necesidad de degustar un plato de pasta elaborado con cariño, cuidado, muchos ingredientes y un sabor imposible de superar. El mismo plato que elaboramos nosotros hoy, ¿te apuntas?

Ingredientes:

  • 320g de spaghetti.
  • 400g de pechuga de pavo.
  • 10 dientes de ajo.
  • 3 puerros.
  • 200g de setas.
  • 400ml de leche.
  • 15g de harina.
  • 75g de queso.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Albahaca.
  • Perejil.

Preparación:

Calentamos agua en una cazuela grande, añadimos la pasta y dejamos cocer unos 15 minutos. Después escurrimos y separamos cuatro raciones que después irán al horno.

Limpiamos y picamos los puerros y los ajos para ponerlos a pochar en una sartén con un chorrito de aceite. Picamos las setas y las añadimos y sazonamos toda la mezcla.

En otra sartén salteamos la carne de pavo ya picada en trocitos pequeños y sazonada. Después incorporamos la carne al sofrito anterior.

Repartimos la guarnición entre los cuatro platos y reservamos para seguir procediendo con la receta.

Rehogamos la harina en una cazuela con un chorrito de aceite, la cocinamos, vertemos leche poco a poco, salpimentamos y dejamos cocer sin parar de remover.

Vertemos la salsa sobre la pasta, picamos albahaca sobre los platos y rallamos el queso encima para dejar hacer en el horno a temperatura media durante unos cinco minutos.