Fueron 128 años de actividad los que el mítico Café Comercial (Glorieta de Bilbao, 7) llevaba a sus espaldas cuando el pasado mes julio de 2015 cerraba sus puertas. Una noticia que nos dejaba fríos y con muchas preguntas hasta que un año más tarde, un comunicado emitido por el Grupo Escondite confirmaba la adquisición de los derechos de explotación del local y la reapertura del nuevo del espacio a finales del 2016.

Hoy, y tras unos meses de incertidumbre, el Café Comercial retoma su actividad en plena glorieta de Bilbao como cafetería y… ¡restaurante!

 

Sí, además de cafés y chocolates con churros, el espacio ofrecerá una carta ideada por el chef Pepe Roch para todo aquel que quiera disfrutar de comidas y/o cenas. Eso sí, tendrán un toque tradicional y castizo gracias a recetas como los callos de morro y pata al carbón con garbanzos de Fuentesaúco o la Ensaladilla clásica El Comercial, las mollejas de ternera o las imprescindibles patatas bravas. El punto dulce lo pone Berno Lacer Paryathussery, jefe de pastelería, que se ha encargado de diseñar dos cartas donde destacan postres como el Fran de quesillo con helado parmesano, coulis de frambuesa crujiente de queso, la Torrija con licor de Kalúa o la presentación de texturas de higos.

 


En cuanto a la estética del local, ha sido el interiorista Juan Luis Medina de Madrid In Love Studio quien se ha encargado de la decoración del espacio respetando eso sí algunos de los elementos míticos como los toldos, la barra, las mesas pesadas de mármol, los suelos y los espejos en las paredes.

 

©David Moralejo