Solomillo (www.restaurantesolomillo.com ), la brasserie en la que se pueden probar diferentes tipos de carnes y pagarlas al peso, está ‘escondida’ en PATIO, una maravillosa terraza localizada dentro del Hotel Alexandra de Barcelona. Situado entre las dos arterias comerciales más emblemáticas de la Ciudad Condal, Paseo de Gracia y Rambla de Cataluña, su tranquila terraza se adapta a todas las épocas del año, lejos de la muchedubre de la ciudad. Un cuidado paisajismo de exuberante vegetación se mezcla con la madera y la piedra de su interiorismo -creado por Borrell Jover Arquitectura-. Aquí, el chef y restaurador de Solomillo, Enrique Valentí ofrece una amplia propuesta de carnes acompañadas de una carta de selectas tablas de quesos, embutidos y productos de temporada de La Charcutería, todo ello maridado con cócteles de autor.

Lo llamativo de Solomillo es su innovadora interpretación de la tradicional brasserie, ofreciendo su carne al peso. Aquí cada comensal ajusta sus gustos a su punto de cocción de la carne, a su peso y a sus acompañamientos, pero sobre todo, a las razas de carne según la temporada -como Salers, Frisian, Buey o Rubia Gallega, entre muchas otras-. Y las salsas a elegir, desde Café de París o mostaza antigua hasta otras como el mojo de hierbas.