Desde las míticas torrijas con azúcar y canela hasta la leche frita. Estas vacaciones no te quedes sin los dulces favoritos de Semana Santa y aprovecha para repasar con nosotros algunos de los más tradicionales.

Seis postres típicos para comerse la Semana Santa

Todo el mundo ha comido torrijas alguna vez en su vida. Son uno de los postres imprescindibles de esta época y de los más extendidos a nivel nacional. Consiste en una rebanada de pan que se empapa en leche (o en vino, eso depende de la casa) que se reboza en huevo y se fríe en la sartén. Se suele complementar con azúcar y canela.

Seis postres típicos para comerse la Semana Santa

Dependiendo de la ciudad en la que te encuentres probarás una cosa u otra. Si vas a Cataluña podrás ver los escaparates de pastelería llenos de figuras de chocolate, que es como se presentan. En cambio, si  te mueves por la zona de Levante encontrarás una especie de roscón o torta decorado con algún que otro huevo.

Seis postres típicos para comerse la Semana Santa

Aunque no se conoce la autenticidad de esta receta, muchas son las regiones españolas que la preparan durante la Cuaresma y la Pascua. Su elaboración es sencilla ya que consta de tres ingredientes principalmente: harina con leche y azúcar. Estos tres ingredientes se dejan al fuego hasta conseguir una textura más espesa y se deja enfriar. Una vez que enfría se corta en porciones, se reboza en huevo y harina y se fríe. Posteriormente se endulza con azúcar y canela, como la mayoría de los postres de esta época.

Seis postres típicos para comerse la Semana Santa

Típicos también de las navidades, los pestiños son otro dulce que podemos ver en numerosas pastelerías durante estas fechas Crujientes pero a la vez muy pegajosos, los pestiños son muy comunes en la zona de Andalucía. Están elaborados a base de harina mezclada con aceite aromatizado y un poco de sal. A la masa resultante se le da forma de lacitos y se fríe en la sartén y se rebozan posteriormente en azúcar.

©CanalCocina

Seis postres típicos para comerse la Semana Santa

Se trata de una masa elaborada con harina y fritos en abundante aceite. Son típicos de la zona del Mediterráneo como Cataluña o Islas Baleares y los más consumidos son los de viento, con un agujero en el centro y tan solo rebozados con azúcar. Aunque también destacan los de crema.

©Saboresymomentos\\/Instagram