Aunque para muchos el zumo de naranja sea parte fundamental de su desayuno, sus ventas en América se habían estancado desde mediados de 2013. Según el Wall Street Journal, las ventas de esta bebida cítrica han crecido en Estados Unidos un 9% desde el inicio de este nuevo año. Esto significa el primer aumento en las ventas del producto desde abril de 2013.

Puede que este aumento no parezca muy llamativo pero, al otro lado del charco, las ventas de zumo de naranja habían disminuido un asombroso 50% desde el año 2001 debido a que los hábitos de los consumidores están derivando hacia bebidas con mucho más alto contenido en azúcares. Eso sí, con la llegada de la gripe y los constipados, los ciudadanos americanos se han dado cuenta de que la vitamina C es un gran aliado para combatirlos a pesar de que los expertos indican que la vitamina C solo ayuda a mitigar los efectos de un resfriado si ya está presente en el cuerpo cuando inician los síntomas, no después.