A la primera hamburguesería de carne dry aged del chef Alain Guiard le ha salido un hermano: un nuevo local de conceptos más evolucionados donde no sólo la carne de hamburguesa va a ser la única protagonista de una carta ya más gastronómica y expandida a un mayor público.

De la calle Vallespir de Barcelona a la confluencia de las calles Valencia y Pau Claris, así es el primer paso delante de Santa Burg para seguir creciendo en el sector gastronómico de la ciudad y ofrecer una evolución sensata traducida, principalmente, en el triunfo de la excelencia.

El chef Alain Guiard da con esta apertura un paso más en la evolución de un concepto, el suyo, que nació en el año 2011 con la presentación en carta de una carne dry aged, que ahora alcanza diferentes formas de cocinado, como a fuego, plancha y Josper.

Y a pesar de ser la vaca el animal protagonista de los platos de Santa Burg, la cocina de este restaurante trabaja para conseguir un abanico más amplio de ofertas culinarias que van desde el steak tartar hasta platos maridados con cócteles que simbolicen la perfecta armonía que todos deseamos cuando nos sentamos a la mesa.