Que beber y conducir son dos cosas que juntas no funcionan ni funcionarán nunca es algo que todos tenemos (o deberíamos tener) muy presente. Aunque algunos más que otros. Sin embargo, siempre hay un listo de turno que se piensa que con una simple copa está libre de peligro. Para poder evitarlo el gigante surcoreano Samsung ha logrado desarrollar un sistema que detecte el contenido de alcohol en sangre del usuario a través de la voz.

Se trata del S Pen, un lápiz recientemente patentado que podría empezar a incluirse en la nueva serie de Samsung Note sirviendo así para conversaciones telefónicas y para probar los niveles de alcohol.

Según ha explicado el periódico Time, un funcionario de la compañía solicitó la patente el año pasado y fue recientemente aprobada, aunque su uso podría comenzar en unos meses.

Si el S Pen se utiliza correctamente y con cuidado, esta nueva característica telefónica podría llegar a reducir en gran cantidad el número de accidentes de tráfico relacionadas con el alcohol. Una herramienta sencilla, eficaz y que esperamos tener en España muy pronto.

©CNET