Es considerada la próxima gran proteína de origen vegetal, se llama Lemna y es posible que rompa el mercado de las proteínas basadas en plantas. Este es el descubrimiento de la empresa Plantible Foods:  “La lenteja de agua no ha sido un cultivo que los humanos hayan estado consumiendo a lo largo de los siglos porque su control de crecimiento es bastante complicado. Sin embargo, ahora la tecnología y especialmente la acuicultura ha avanzado”.

Sus descubridores explican que una vez han pasado por el proceso de extracción de la prensa en frío de su empresa, la proteína blanca restante es muy similar a una clara de huevo, al nivel del color y de sabor. Además, una de sus principales ventajas es la facilidad con la que se puede cultivar y cosechar además de incluir en la dieta.