¿Te has planteado alguna vez hacer tu propia leche de almendras? Es mucho más fácil de lo que estás imaginando y sólo necesitas treinta segundos para elaborar y beber.

El invento se llama Almond Cow y ha superado cualquier primera expectativa en cuento a recaudación en su campaña de Kickstarter.

Esta máquina promete una experiencia casera fácil, rápida y limpia en la elaboración de la leche, ya que su funcionamiento es bastante simple para que la tarea no nos resulte pesada y por tanto huyamos de ella.

La parte más larga del proceso consiste en poner las almendras a remojo durante toda la noche anterior, para que al día siguiente sólo tengamos que añadirlas a la cubitera junto con una jarra de agua y una pizca de azúcar y caramelo líquido. Apretamos un botón y listo.