Nos gustan salteados,  en una buena tortilla española, a baja temperatura, tipo scotch. ¿Y a ti?  Si te pasa como a Julia Roberts en Novia a la fuga venimos en el mejor momento de tu vida porque hoy, amigo, vas a poder descubrir y celebrar con nosotros esta fiesta tan exquisita y sabrosa con la ruta que te hemos preparado.

¿Estás listo? Pues agarra bien el cuchillo y tenedor. ¡Comenzamos!

Rotos, estrellados, en tortilla… Y tú, ¿cómo vas a comerte el Día Mundial del Huevo?

Nuestra primera parada la hacemos en el Chiringuito de El Señor Martín, donde los cocineros tienen alma de pescaderos. Aquí vamos a degustar unos Huevos rotos de corral con camarones de Estero. Pero si lo prefieres cocinado de otro modo, tranquilo que tenemos para aburrir.

Rotos, estrellados, en tortilla… Y tú, ¿cómo vas a comerte el Día Mundial del Huevo?

Si el primero no te ha convencido prueba Comala. Pura fusión mex-española en la que no podrás dejar de probar su Huevo en sartén sobre mousse de hongos con un poquito de foie de pato y setas silvestres salteadas con jamón ibérico y ajos tiernos.

Rotos, estrellados, en tortilla… Y tú, ¿cómo vas a comerte el Día Mundial del Huevo?

También tienes la opción de comerlo a baja temperatura, pulpo a la brasa, papada de cerdo ibérico y aire de cerveza tosada con sal de Añana de Guindilla en Delirios.

Rotos, estrellados, en tortilla… Y tú, ¿cómo vas a comerte el Día Mundial del Huevo?

En el restaurante La Barra de Sandó, ideal para un picoteo sabroso en el centro de la capital, puedes degustar un Huevo roto con jamón ibérico y patatas. Pero oye, ¡qué huevo!

Rotos, estrellados, en tortilla… Y tú, ¿cómo vas a comerte el Día Mundial del Huevo?

Como no podía ser de otra forma, en New York Burger– para muchos la mejor hamburguesería de Madrid- servirán como receta especial la Harlem, una burger a base de huevo frito con bacon, tomate, lechuga y cebolla a la parrilla.

Rotos, estrellados, en tortilla… Y tú, ¿cómo vas a comerte el Día Mundial del Huevo?

Con una apuesta más internacional nos dejamos llevar por la propuesta de La Malaje y su Scotch egg a la andaluza.