Un plato colorido, lleno de sabor y con muchas propiedades que sólo por su color y texturas gana en adeptos. La receta de uno de los postres más míticos en su versión salada se convertirá en uno de los aperitivos más llamativos de toda la mesa. Toma nota y triunfa con este sencillo y rápido plato.

Ingredientes:

  • 80 gramos de rúcula
  • 40 gramos de espinacas
  • 3 hojas de albahaca
  • 1 ajo
  • piñones
  • 50 gramos de parmesano
  • 4 huevos
  • sal
  • aceite de oliva
  • 120 gramos de salmón ahumado
  • 2 cucharadas de queso batido
  • 2 cucharadas de mayonesa
  • 1 cucharada de salsa tártara

Modo de preparación:

Trituramos bien con la batidora la rúcula, las espinacas, la albahaca, el queso los piñones y el diente de ajo hasta conseguir una masa. Añadimos los huevos, la sal y un chorrito de aceite de oliva. Lo mezclamos todo de nuevo.

En una bandeja de horno y sobre papel vegetal colocamos la mezcla que acabamos de triturar y lo metemos al horno 35 minutos a 180ºC. Mientras se hace la masa, mezclamos en un bol la mayonesa, el queso batido y la salsa tártara.

Cuando esté la masa extendemos sobre ella la salsa y encima el salmón ahumado. Y enrollamos. Lo dejamos que se enfríe en el frigorífico y listo para comer.