El límite para mezclar sabores y texturas está en tu imaginación. Prueba a hacerlos de jamón y queso, de espinacas y feta, de tomate y orégano… Y para la merienda de chocolate blanco y avellanas, de nutella o de mermelada y philadelphia. Te enamorará. Hoy te presentamos el de espinacas, bacon y queso feta. ¡Qué aproveche!

Ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre fresco

  • bacon en taquitos

  • un puñadito de espinacas

  • queso feta

  • 1 huevo

  • orégano

  • pimienta

Modo de preparación:

Precalienta el horno a 220 grados mientras desenrollas la lámina de hojaldre. Esparce el queso feta desmigado por encima del hojaldre, encima las hojas de espinacas a tu gusto y culminando los taquitos de bacon. Pon orégano y pimienta al gusto.

Enrolla la masa y píntala con huevo batido para que se dore. Córtala en rodajitas de dos centímetros de grosor para que no se deshaga y ves colocándolas sobre papel de plata encima de la bandeja del horno. Mételo al horno durante 15 minutos y ¡listo!