¿De verdad aprecias lo que comes? Esta cuestión fue el origen del movimiento ‘slowfood‘, nacido a finales de los 80 en Florencia y que hoy es toda una tendencia mundial. Esta filosofía está basada en utilizar comida sana, natural, de temporada, recetas tradicionales del entorno y, sin duda, disfrutar sin prisas.

Se trata de la antítesis de lo que conocemos como ‘fast food’ y, además, en muchos de estos restaurantes ecológicos podrás disfrutar de una oferta vegana. El concepto es diferente a lo que estamos acostumbrados y, por supuesto, son cada vez son más demandados. Descubre nuestra selección:

El huerto de Lucas en Madrid

Como si de un mercado al uso se tratase, en este restaurante puedes saborear platos deliciosos y saludables y, a la vez, adquirir productos ecológicos. Te transportará hasta aquellos días en los que acompañabas a tus abuelos a hacer la compra.

El Racó Ecològic en Barcelona

Con una decoración sin pretensiones pero una muy buena cocina encontramos este restaurante especializado en recetas ecológica y, también, la dieta vegetariana macrobiótica. Además, disponen de platos para personas con intolerancias alimentarias. 

Paprika Natural Bistro en Valencia

Un espacio pequeño ideal con una carta para satisfacer tus necesidades a cualquier hora del día: desayunos, comidas, meriendas, cenas y, por supuesto, siempre con productos ecológicos y una clara filosofía ‘slowfood’.

Mama Campo en Madrid

Este local se divide en dos espacios: por un lado, la zona de restaurante y la tienda donde obtener los mejores productos de la gastronómica ecológica según la temporada, para degustar allí o llevar a casa. Todo bajo una decoración de estilo vintage. 

A Factoría Verde en A Coruña

El local ya invita a pasar una estupenda velada y, de hecho, se respira respeto hacia el medio ambiente desde que cruzas la puerta. A medio camino entre tienda y restaurante, cualquiera de sus dos facetas es genial.

Restaurante Aizian en Bilbao

Ubicado en el Hotel Meliá, este local ofrece una cocina tradicional exquisita con un toque de innovación, amparando siempre la gastronomía con base ecológica y productos del entorno y la temporada.